Tras maltratar a su bebé hasta la muerte, ahora "se encuentra con Dios"