Los manifestantes marchan por Bangkok con féretros de sus muertos