Con las manos en la cabeza en la evacuación del Puente de Londres