El ‘por qué no te callas’ de Europa a Salvini: ¡A la mierda!