20 años después, Matthew Shepard descansará en la Catedral de Washington