El huracán Dorian se dirige a Estados Unidos tras arrasar las Bahamas