La Policía de EEUU, cuestionada tras salir a la luz las imágenes de la muerte de un menor en una celda