La caravana de migrantes continúa su paso por México mientras Trump sigue amenazando