Miles de personas, con pistolas y fusiles, se manifiestan en Richmond por la restricción de las armas