Más de 1,9 millones de usuarios siguen sin suministro eléctrico en EEUU