Los mineros pueden estar vivos