La primera ministra danesa afirma que se desconoce la razón de los ataques