El ministro de Exteriores alemán con la oposición ucraniana