La mitad de los iraquíes votaron en las elecciones provinciales