El módulo Philae se despierta de su letargo tras siete meses a oscuras