El angustioso momento en el que un avión se lleva por delante la cola de otro