Crece la tensión en Bolivia tras los motines de varios policías