Entierran al niño guatemalteco que murió en Nuevo México bajo custodia estadounidense