Más de 500 muertos en Brasil