Ocho muertos en el primer ataque de un avión espía de EEUU en Pakistán desde la muerte Bin Laden