La cifra de muertos asciende a 272 mientras la tierra sigue temblando en L'Aquila