Más de 1.000 muertos bajos los escombros según las autoridades