Diez muertos en un corrimiento de tierras en Río de Janeiro: desaparecen seis viviendas