Al menos 10 muertos y millones de dólares en pérdidas por el primer gran temporal invernal en EEUU