Un vecino de San Francisco decide cambiarse de barrio y se lleva su casa