La mujer que arrojó a un gato a la basura tendrá que enfrentarse a los tribunales