Una mujer de 22 años sobrevive al ataque de un tiburón en una playa de Texas