Una multitud recibe al féretro con los restos de Alan García en la sede de su partido