Nagasaki pide al mundo que su ataque nuclear sea el último