Tres narcos salvan la vida gracias a la droga y la policía