Rory van Ulft, la niña más fuerte del mundo: a sus siete años levanta 80 kilos de peso muerto