Un niño consigue saludar al Papa