Un niño nada entre tiburones, sin saberlo, en una playa de Bahamas