Un niño de tres años mata a su madre de un disparo en la cabeza en Oklahoma (EE.UU.)