El rescate de los 12 niños y su entrenador atrapados en la cueva de Tailandia puede durar días