Niños de un instituto de Berlín aprenden a hacerse el test de antígenos para un curso seguro