Las primeras declaraciones de los niños tailandeses rescatados en la cueva inundada