El numero de bajas de las tropas internacionales alcanza los 2.500 en Afganistán