Una operación conjunta deja más de un centenar de talibán muertos