La Orejona conquistada por los Reds viaja ya rumbo a Liverpool