Empiezan a escasear los alimentos en el orfanato más grande de Katmandú