Los padres de los niños atrapados piden al entrenador "que no se culpe" por lo sucedido