La ciudad panameña de Changuinola vive una nueva jornada de protestas y violencia