Una pelea entre los aficionados a un combate en Florida acaba a tiros en medio de una batalla campal