"No hubo penetración. Fue sin malicia"