Dos personas al día pisaron en 2008 minas antipersonales en Colombia