Uno de los peores asesinos en serie del Reino Unido, de paseo