La policía dispersa a miles de asistentes a un falso festival convocado por el Día de los Inocentes en Bruselas