Un potente tornado deja ocho muerto y decenas de heridos en Ohio, Virginia y Carolina del Sur