El presidente de Burkina Faso disuelve el Gobierno para hacer frente a un motín en el Ejército